20 de junio: paso a la inmortalidad de manuel belgrano

BELGRANO ES LO MEJOR QUE TENEMOS EN AMÉRICA DEL SUR”

(Carta de San Martín a Tomás Godoy Cruz, del 12 de marzo de 1816)

La historia oficial relegó a Manuel Belgrano al papel de creador de la bandera nacional”, a tal punto que en el calendario la fecha de su muerte quedó asociada al símbolo patrio. Deberíamos conocer sin embargo, el pensamiento y la acción de uno de los más lúcidos innovadores revolucionarios de nuestra historia. Y cabe recordar que la palabra “revolución” significa “cambio”.

Nacido en Buenos Aires el 3 de junio de 1770, con el verdadero nombre de Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, estudia en el Colegio Real San Carlos (hoy Nacional de Buenos Aires) y se traslada a Valladolid, para estudiar leyes. A su regreso a Buenos Aires, con apenas 23 años y recibido de abogado, asumió las tareas de secretario del consulado porteño.

Interesado en que el consulado ofreciera cursos educativos en varias materias, las invasiones inglesas lo incorporaron de lleno en la cuestión militar y política. Desde entonces y por largos años participaría en batallas, debates y disputas y la gestión de una nueva realidad que nacía.

Además de sus facetas más conocidas como protagonista de la Revolución de Mayo y general de la independencia, lo menos divulgado de su vida es su ideario progresista y las incontables batallas que libró para llevarlo a la práctica. Belgrano fue el primero en nuestras tierras en estudiar y difundir las ideas de economía política, adaptándolas a la realidad y a los intereses de la realidad rioplatense; el primer promotor de la industria nacional, un pionero de nuestro periodismo, un hombre de avanzada en ideas culturales y educativas, un defensor de los derechos de los pueblos originarios, y en un tiempo en que se postulaba la instalación de una monarquía en el Río de la Plata, quien propuso la coronación de un descendiente de los incas.

Recuperamos, para la memoria y el ejemplo de quienes hoy somos responsables de nuestra historia, algunos de sus grandes gestos.

En 1813 la asamblea Constituyente premió a jefes y soldados y obsequió a Belgrano cuarenta mil pesos señalados en valor de fincas fiscales. Pero Belgrano respondió con abnegación y desinterés: el dinero, creía, degradaba la virtud y el talento entregado en defensa de la revolución. “Ni la virtud ni el talento tienen precio, ni pueden compensarse con dineros sin degradarlos … Nada hay más despreciable para el hombre de bien, para el verdadero patriota que merece la confianza de sus conciudadanos en el manejo de los negocios públicos que el dinero o las riquezas…”

Sólo recordado como creador de la bandera Belgrano donó los 40 mil pesos oro para la construcción de escuelas en las provincias del norte.

En el aniversario de su fallecimiento, recordamos su argumentada exigencia de reparto de la tierra ociosa entre los que se “avergüenzan por su desnudez y miseria”. Para ellos pedía que se les dieran propiedades, …”se podría obligar a la venta de los terrenos, que no se cultivan, al menos en una mitad… y mucho más se les debería obligar a los que tienen sus tierras enteramente desocupadas, y están colinderas con nuestras plantaciones de campaña, cuyos habitantes están rodeados de grandes propietarios y no tienen en común ninguna de las gracias que les concede la ley: motivo por el que no adelantan”

Belgrano murió en la pobreza total, el 20 de junio de 1820, atacado por una agobiante enfermedad. “Pienso en la eternidad, adonde voy, y en la tierra querida, que dejo, comentó antes de morir.

Un hombre extraordinario, un ejemplo de vida, que no vaciló en darla con honestidad, coherencia humildad y amor por la patria.

Vale como reflexión que si la historia sirve para recuperar valores y acciones significativas, deberíamos celebra el día del nacimiento de hombres como éste, protagonistas de la historia que lucharos por sus ideales y nos dejaron, en la grandeza de su humildad, una Patria para construir cada día, entre todos.

20 DE JUNIO

DIA DE LA BANDERA

Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola, la mandé hacer celeste y blanca”

Manuel Belgrano

La bandera nacional fue creada el 27 de febrero de 1812 durante la gesta de la Independencia de la Provincia Unidas del Río de la Plata. La principal sede de las conmemoraciones del Día de la Bandera es Rosario, provincia de Santa Fe, ante el Monumento Nacional, lugar en que la bandera argentina fue izada por primera vez en dos baterías, ubicadas en las orillas del Río Paraná.

Fuente: El Historiador, Felipe Pigna