¿ATOMO CONVIENE?

23

UNA HISTORIA DE IRREGULARIDADES NUESTRAS ACCIONES Y DENUNCIAS

¿DEMORAS, NEGLIGENCIA O CONNIVENCIA?

Las acciones de la empresa  Millán SA (Átomo Supermercados)  contra las leyes laborales vigentes fueron denunciadas oportunamente por nuestro sindicato ante la Subsecretaría de Trabajo, entonces dirigida por Sandra Varela.

Los inspectores del organismo estatal, responsables por su función como policía de trabajo, determinaron la existencia de innumerables infracciones a las normas laborales, tales como la no observancia de las jornadas laborales, la falta de pago de horas extras, no otorgamiento de francos compensatorios, incumplimiento del período de 12 horas mínimas entre las jornadas de trabajo, la inexistencia de planillas de control de horarios de entrada y salida, etc.

Fueron labrados más de 100 expedientes de los cuales sólo diez tuvieron resolución. Por lo mismo, desde el CEC decidimos denunciar en la Fiscalía de Estado a la Subsecretaría de Trabajo por negligencia administrativa.  En el expediente entrado en dicho organismo el 21 de abril de 2004 solicitamos se investigara la actuación de la policía de trabajo por el no ejercicio de los poderes y facultades concedidos por las normas vigentes y requeríamos una instrucción sumarial y la aplicación de las sanciones previstas en el Estatuto del Empleado Público.

Al respecto, Fiscalía de Estado abrió el Expediente nº 4579-C-04-80527 por el cual determina que la Subsecretaría de Trabajo “no ha aplicado debidamente las atribuciones que le otorgan las leyes provinciales y nacionales en vigencia para labrar los sumarios y aplicar las sanciones por infracciones a las leyes laborales y de higiene y seguridad en el trabajo (art. 2º, inc. 5), art.5º inc. 1, 4, 7, 8; Art. 22, inc. 2; Art 47º y concordantes de la ley nº 4974 y en lo pertinente,  las disposiciones de la Ley nacional nº 25.212.”

La contundencia de las conclusiones de la Fiscalía de Estado eximen de cualquier comentario. Esta situación no tendría que haber sucedido de haber contado la clase trabajadora con un funcionario que realmente se apegara a la ley y hubiese hecho respetar los principios elementales en lo laboral.

Las leyes garantizan los derechos laborales. El sindicato de trabajadores de comercio de Mendoza trabaja para que se cumplan.