Curso de Oratoria, una herramienta para comunicarse eficientemente

Analizamos en El Mercantil Radio, uno de los cursos humanísticos más requeridos por los afiliados, y que aporta mejores herramientas para desenvolverse en el trabajo y en sociedad.

La secretaría de Cultura ofrece una amplia variedad de cursos para los afiliados. En el Mercantil Radio de este sábado estuvieron Hugo Morales, secretario de Cultura y Sebastián Páez, coordinador de las capacitaciones, profundizando sobre los talleres de Oratoria y su importancia para desenvolverse en los ámbitos laborales y sociales.

“El curso de oratoria lo incluimos como una herramienta más, sumado al abanico de cursos que damos en el sindicato, porque le permite al empleado de comercio tener herramientas para desenvolverse. Además de los otros cursos que ofrecemos, la oratoria es muy importante y va dando sus frutos”, comenzó señalando el secretario de Cultura, Hugo Morales.

“La oratoria son herramientas para aprender a hablar, a manejar el contexto, a tener estrategias. No es hablar mucho, es decir lo justo y necesario en el momento preciso”, añadió Sebastián Páez, coordinador de las capacitaciones que se dictan en Buenos Aires 133.

El sindicato, ofrece una gama de cursos que pueden conocerse en la sede del gremio y están destinados al perfeccionamiento permanente de los afiliados. En este sentido, Páez señaló: “En un momento propusimos oratoria para ayudar al empleado de comercio a desenvolver en público, a sacarse el pánico escénico, pero el mismo grupo luego nos fue pidiendo más. En el nivel dos se enseña a manejar distintos tipos de discurso, en el tres a trabajar la manipulación del discurso. Hemos llegado hasta ese nivel porque los afiliados nos han ido pidiendo nuevas herramientas”.

“Es muy amplio el grupo de personas que se suman, no solamente viene el vendedor, porque aprender a manejar el rol de orador pone a cualquier trabajador ante una situación de conflicto. El afiliado busca como avanzar en la conversación y cómo tener una estrategia para salir adelante. Te encontrás con el vendedor, con la cajera o con un trabajador que presta servicios”, cerró Morales.

A lo que Páez acotó: “Hay personas muy tímidas que llegan al curso sin poder hablar en público y cuando terminan, ellos mismos pueden ver sus progresos. Eso causa mucha satisfacción”.

Para conocer más sobre los cursos y capacitaciones, dirigirse a la secretaría de Cultura en Buenos Aires 133.