DELEGADOS

21

“Cuando conocen lo que el sindicato les brinda comienzan a apreciar la tarea gremial”.

Jorge Orlando Javier Claure es delegado de VEA 34. Desde hace 14 años recorre los pasillos de esta sucursal y lleva cuatro años representando a sus compañeros de trabajo. Está casado y tiene tres hijos: Daiana Nicol (15), Exequiel Alejandro (11) y Candela Berenice (3).

Jorge nos cuenta su historia laboral, “me postulé cuando recién comenzaban a elegirse los delegados. Traté de hacer todos los cursos de capacitación que se dictan en el CEC. Esto es fundamental para la defensa de nuestros trabajadores. Hemos tenido compañeros con problemas personales y siempre les dimos una mano con el apoyo de Guillermo y toda la comisión directiva”.

Nuestro entrevistado recuerda los cambios conseguidos para el bienestar de los empleados, “hoy nos dan a los turnos de mañana y tarde un refrigerio caliente o fruta sin cargo. Lo llamamos Vida Saludable. Tenemos felizmente el apoyo de la gerencia y de los encargados que respetan las condiciones óptimas de trabajo. En lo personal les inculco a mis compañeros salir en familia, por lo que organizamos periódicamente paseos a Penitentes, a Uspallata o disfrutamos del Camping. El día del padre festejamos los trabajadores de los dos turnos en la misma sucursal con un asado”.

Otra actividad que apoya nuestro delegado es el deporte, “los muchachos y las chicas participan en distintas actividades. Tenemos dos equipos en bowling y competimos en el vóley femenino”. Y como fanático levanta la voz para declararse hincha de River y de Godoy Cruz.

Al final de la charla insiste, “cuando los empleados de comercio conocen al CEC y sus beneficios se dan cuenta de que hay una gran institución que los protege”.

 

22

“Insisto en lo importante que es vincularse y conocer el CEC”
Guillermo García trabaja en Supermercados VEA 2 de Godoy Cruz. Tiene una antigüedad de 15 años en la empresa y desde hace 9 meses es delegado gremial. Acerca de esta nueva responsabilidad como representante de los trabajadores, Guillermo nos dice que, “siempre me gustó el compromiso que significaba defender, ponerme al frente de las necesidades de nuestra gente. Cuándo me eligieron mis compañeros en octubre pasado, sentí que esta tarea que me tocaba cumplir era tal como la había imaginado. Hice todos los cursos de capacitación del CEC para ir conociendo todo lo relacionado con la cuestión laboral y los derechos que tenemos como trabajadores”.
Sostiene que valora y promueve la amistad con reuniones periódicas con los trabajadores de esta sucursal, “en la empresa se respetan las leyes laborales vigentes. Eso es bueno porque nos quita la preocupación de la pelea por reivindicaciones en el trabajo y nos dedicamos a la solución de trámites y gestiones individuales ante el gremio o la obra social. Hemos formado entre los compañeros un grupo que denominamos “VEA 2 Los 14”, por la cantidad de sus integrantes. Entre compañeros tenemos una vida social activa, con actividades conjuntas y encuentros”.
Guillermo afirma que ha pasado prácticamente por todos los sectores del supermercado. Eso le ayuda a conocer, por experiencia, los requerimientos y las necesidades de cada sección. “Los empleados, mis compañeros, saben que si concurren al CEC, encontrarán el apoyo y las respuestas que buscan. Les insisto en lo importante que es vincularse con nuestro Sindicato, con Guillermo y toda la Comisión Directiva”, dice con mucha convicción.
En los primeros días de setiembre se casará con Paola, su novia desde hace 7 años, y esto es parte de la historia de nuestro sindicato porque en un gremio como el Centro Empleados de Comercio de Mendoza las alegrías de nuestros trabajadores también son de todos y de todas.