El titular del CEC aseguró que el comercio en Mendoza está en “terapia intermedia”

Guillermo Pereyra, diputado provincial por el Frente Renovador Provincial y titular del sindicato del Centro Empleados de Comercio (CEC), aseguró este 1 de mayo que los trabajadores “la están pasando mal” y que espera que el gobernador se ponga más firme en relación a la situación de las economías regionales.

“Estamos pasándola mal, con incertidumbre. El año pasado festejamos el Día de Trabajador, porque todavía había trabajo y nos habían prometido que se iban a crear empleos nuevos y para los jóvenes, ahora solo queda pedir que cumplan con lo que han prometido”, aseguró este lunes Pereyra, en diálogo con Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1-.

Y consideró que “hoy el comercio está en una terapia intermedia”.

El titular del Centro de Empleados de Comercio, señaló que desde inicios de año se registró la pérdida de cerca de 300 fuentes laborales en Mendoza.

“Llevamos, desde el inicio del año, cerca de 300 empleados en Mendoza despedidos, de los formalmente registrados. Luego hay un 35% de informalidad por lo que suman alrededor de 100 más. El que hayan muchos monotributistas significa que hay informalidad”, aseveró Pereyra.

“La calidad de vida de los trabajadores ha venido decayendo desde el menemismo, y no solo el nivel salarial”, dijo Pereyra.

El diputado provincial aseguró que “desde el gobierno no hablan conmigo, pero sé por los radicales que se acercan al Frente Renovador, que no están muy conformes”.

En cuanto al discurso del gobernador Alfredo Cornejo, por la apertura de sesiones ordinarias, el diputado dijo: “Por lo que dicen los medios, hablará poco y se concentrará en temas como salud y seguridad. Ojalá pueda ponerse en una posición de reclamo al gobierno nacional para poner en foco el tema de la economía regional”.

“En todas partes del mundo el 1 de mayo se festeja y en otros lados es un día de protesta. En Argentina, gracias a que tuvimos una persona que se preocupó por los trabajadores, como Perón, antes uno se juntaba con su familia y celebraba, porque sentíamos la calidad y la dignidad del trabajo. Eso ahora se ha perdido”, agregó Pereyra.