Los muchachos de antes, inicio del cec. Por héctor carrizo

El convenio de comercio buscaba dilucidar todo lo referente a las relaciones entre las partes contratantes, entre ellas la escala decreciente de aumentos. Allí se señalaba que a partir del 1 de diciembre de 1945 se aumentarían todos los sueldos de los empleados de comercio, encargados u obreros que realizacen tareas inherentes al comercio, efectivos de la ciudad de Mendoza.

La comisión administrativa decidió pasar a cuarto intermedio hasta el lunes 7 de enero de 1946. Ese día la Asamblea de la Sociedad de Empleados de Comercio y Anexos consideraría el artículo 5° del Convenio Colectivo de Trabajo. Estuvieron presentes los empleados en gran número y representantes de la Unión Industrial y Comercial por parte de los empleadores.

Al comenzar la asamblea, se pasó a elegir quien la presida y ante la ausencia del titular de la sociedad, Sr. Martínez, se propusieron tres candidatos, resultando finalmente electo el Sr. Raimundo Bernaltez. Iniciado el debate pidió la palabra el Sr. Hidalgo, quien solicitó que se dejase entrar a las personas no socias de la entidad en virtud de la importancia general del asunto a tratar. Posteriormente, tomó la palabra el Sr. Alastra quien manifestó su oposición ya que correspondía atenerse a los estatutos. Otro asambleísta, el Sr. Susarte declaró su acuerdo a esta postura y planteó la posibilidad de permitir la entrada a los socios atrasados en dos meses de la cuota. La presidencia aceptó y la asamblea permitió esta excepcionalidad.

El miércoles 30 de enero se dio a conocer el Convenio de Trabajo de los empleados de comercio, que aumentaba las retribuciones desde diciembre de 1945. En el boletín informativo de la Unión Industrial y Comercial de Mendoza se publicó el texto completo de este convenio suscripto entre esa entidad y la Sociedad de Empleados de Comercio y Anexos de Mendoza.

El lunes 4 de febrero de 1946, la Sociedad de Empleados de Comercio y Anexos comunicó que, en reunión de delegados y activistas, se resolvió hacer llegar a la Confederación de Trabajadores de Chile su solidaridad y apoyo en la lucha por sus justas reivindicaciones.

El martes 5 de febrero, ante el incumplimiento del Convenio de Trabajo Mercantil, la sociedad pidió la estricta aplicación del mismo. El Sr. Melchor González, secretario de la entidad, suscribió una nota enviada al Sr. José Buzio, presidente de la Unión Comercial e Industrial, en la que comunicaba las medidas de protesta resueltas por los trabajadores.