Modificación a ley de descentralización hospitalaria

El diputado por el Frente Renovador y secretario general del Centro Empleados de Comercio, Guillermo Pereyra  dijo que “las obras sociales no son cucos a las que hay que obligar a pagar sus deudas con el hospital público porque si los nosocomios, que atienden pacientes con obra social no cobran, se debe a la burocracia e ineficiencia del Estado”

Los dichos del legislador se enmarcan dentro de tratamiento y aprobación en la cámara de diputados del proyecto de Ley del Poder Ejecutivo, por el cual se modifican diversos artículos de la Ley 6015, de Descentralización Hospitalaria.

Ante la apreciación de uno de sus pares respecto a que las obras sociales  deben importantes sumas de dinero a los hospitales públicos en concepto de atención de afiliados a ellas y que por lo tanto no debería permitirse su atención en centros de salud de la provincia, Pereyra consideró que “la alta complejidad que tiene el hospital Notti no la tiene ningún efector  privado en Mendoza y sería conveniente  que se  permita a los beneficiarios de obras sociales atenderse en los hospitales”.

“El que  no hayan recibido los pagos, es debido  a  la ineficiencia y a lo burocrático de la actividad pública .El Decreto  939 del año  2000  le permite a los hospitales  gestionar  directamente con las obras sociales “,aseguró el diputado .

Pereyra explicó  que habla “desde el conocimiento que tenemos en la Obra Social de Empleados de Comercio  de Mendoza, donde  tenemos 60 días corridos para abonar la factura que nos envían los hospitales, si no es así  el mismo hospital  pide a la Superintendencia de Salud y esta a su vez   en 15 días corridos  nos debita a OSECAC  “

“La deuda que tenemos en OSECAC con los hospitales públicos datan de abril  y  allí  está incluido el caso de la chiquita Guadalupe  Codes, que  fue atendida en el Notti pero que toda la medicación  y  todos los insumos y servicios pasaron  por nuestra obra social “, señaló Pereyra.

El legislador del Frente Renovador  dijo además  que Osecac recibe 290 pesos por las personas incluidas en los planes sociales  mientras que  un trabajador de comercio  paga 1200 a su obra social lo que consideró “una discriminación toda vez que el Estado no previó la salud de la gente alcanzada por la ayuda estatal y ahora quiere que los afiliados a las obras sociales no usen cuando lo necesitan, los hospitales públicos”.

El diputado Guillermo Pereyra acompaño el proyecto el Ejecutivo porque dijo “apoyaremos las iniciativas, las herramientas que el Ejecutivo necesite para mejorar los servicios de salud ,pero es necesario explicitar la situación planteada con las obras sociales”, concluyó.