Roberto Carrizo, una vida ligada al comercio mendocino

El jubilado afiliado al sindicato, trabajó toda su vida en distintas librerías del centro de la Ciudad. Hoy, cuenta parte de su historia que lo vincula al CEC, los amigos, los torneos de fútbol en el camping y las ganas de seguir participando.

Roberto Carrizo lleva una vida ligado al comercio mendocino. Pasó por varias de las librerías más reconocidas del centro y se jubiló tras más de 30 años trabajando en la ex Peuser.

El último sábado visitó El Mercantil Radio y contó su historia, su vivencias, habló de sus amigos y de la ayuda que recibió del gremio.

“Yo trabajaba en Peuser en los 70 y si bien ahí no era bien visto que los empleados se acercaran al sindicato, yo me hice muchos amigos del gremio y me empezaron a buscar en el año 77 para ir a jugar al fútbol en el camping. Me empezó a gustar y a formar parte de mi vida”, cuenta Roberto, con la compañía de su esposa que lo ayuda a moverse debido a una artrosis que lo afecta en el día a día.

“Allí conocí a Guillermo Pereyra, luego a Fernando Ligorria. Yo soy muy agradecido a la gente que me ha ayudado y quien más me ayudó a mí fue el Centro Empleados de Comercio. El CEC para mí es espectacular, es el sindicato que mejor atiende, en cuanto a personal, servicios o médicos”.

Roberto, quien asistió a la entrevista con la camiseta del Club Empleados de Comercio “para mí es todo”, dice, debió pasar por numerosos tratamientos médicos debido a una vida entera como fumador, complicaciones que hoy se ven en su salud: “El gremio siempre estuvo presente para sacarme adelante en los momentos difíciles de mi vida”.

“El secretario General Fernando Ligorria es un tipo extraordinario. Te da gusto la ayuda que te brinda. A mí me gustaría tener las piernas bien para poder estar adentro del sindicato”, concluyó.